lunes, 25 de junio de 2018

España define su futuro contra Marruecos en la última jornada del grupo B

España compite hoy a las 14:00 (hora boliviana) contra Marruecos en la última jornada del grupo B del Mundial 2018, un partido que traza su futuro en el torneo, con tres posibilidades, desde la primera posición y aparentemente el cuadro más accesible o la segunda plaza hasta una eliminación hoy por hoy impensable.

En el estadio de Kaliningrado, cuyo irregular estado del césped preocupa a ambos equipos y a la FIFA -ninguno de los dos se entrenará en el escenario del choque en la víspera para preservarlo para el encuentro nocturno de este lunes-, la selección española necesita un solo punto para sellar su pase a los octavos de final.

Es suficiente después de su empate en la primera jornada contra Portugal (3-3) y de su victoria 0-1 apurada en la segunda con Irán. Incluso la derrota hoy lunes, si el equipo asiático también pierde contra el conjunto luso, sería también una vía segura para volver a las eliminatorias.

jueves, 21 de junio de 2018

Ramos ve a Maradona a "años luz" por detrás de Messi

El capitán de la selección española Sergio Ramos consideró que el mítico exfutbolista argentino Diego Maradona es 'un crack', pero está a "años luz del mejor jugador argentino" que es Messi, después que el 'Pelusa' afirmara que Ramos no es 'crack'.

"Maradona es un grande, es un 'crack', no voy a valorar las opiniones personales, a mí sí que me parece él un crack", dijo Ramos a varias radios españolas en la madrugada del jueves en la zona mixta tras el partido del grupo B mundialista, que la 'Roja' sufrió para ganar 1-0.

"Pero el fútbol argentino sabe perfectamente que Maradona está a años luz del mejor jugador argentino que para mí es Leo Messi", concluyó Ramos, respondiendo a unas declaraciones de Maradona, en las que mostraba sus preferencias por el uruguayo Diego Godín.

"El otro día me decían, y yo no quiero entrar en polémicas, Ramos es 'crack', y yo digo 'no', Godín es 'crack'", había afirmado Maradona en la cadena Telesur.

"Godín es crack, que te defiende, que te manda, que te hace gol, que sale campeón, que no te falta un partido", dijo Maradona, concluyendo que "para mí, ese es crack".

España, a toda Costa


EL DATO

400 triunfos alcanzó ayer España en 684 partidos de su historia.

España insistió ayer en su estilo durante casi todo el partido frente a Irán; sin embargo, ganó (0-1) agarrado de nuevo a la fórmula Diego Costa, no tan estética ni tan ágil, pero goleadora crucial en un duelo que por momentos se sintió en el alambre.

La Roja consumió 45 minutos con la pelota, pero con apenas un par de ocasiones nada más. Sólo exigió una parada, y fácil, al portero rival Ali Beiranvand en un lanzamiento de falta de David Silva ante el estrés que genera un oponente que corre mucho y juega poco.

En 54’, cuando España conectó por primera vez con su delantero de referencia, Diego Costa, perdido hasta entonces en la marea de jugadores y piernas que propuso Irán dentro de su propio área, incomodísimo sin los espacios para correr, el hábitat que más le gusta al atacante hispano-brasileño, en el que se desenvuelve mejor.

El primer pase filtrado hacia Costa, entre los defensas, con algún centímetro de espacio y con la fortuna de que uno de ellos despejó contra él, fue directo a la portería de Ali Beiranvand (0-1).

El tercer gol en dos encuentros en Rusia 2018 –el noveno en los últimos 12 duelos con la selección– para el “19” de España, el mismo que levantó a su equipo de la adversidad contra Portugal (3-3), con otros dos goles quizás contra la naturaleza del estilo de su equipo, sin la sutileza de los toques ni la combinación, sin la precisión de desmontar a una defensa por una cuestión de clase.

¿Era la fórmula? En el primer tiempo, desde luego, no lo fue del todo, porque faltó la precisión en los últimos metros, pero en un Mundial con tantos resultados inesperados hasta ahora, el “otro” estilo también gana encuentros, aunque casi se le va de las manos.

En el minuto 63, Ezatolahi empujó un balón tras varios rebotes en el área española; sin embargo, el juez uruguayo Andrés Cunha, tras consultar con el asistente de videoarbitraje, anuló el tanto. Respiró España y aguantó hasta el final para llevarse la victoria.

Un triunfo que le permite llegar a la última fecha, el próximo lunes 25 de junio, con la oportunidad de sellar su clasificación sumando al menos un punto frente a Marruecos, ya eliminada. Hasta perdiendo ese encuentro puede instalarse en los octavos de final si es que Irán tampoco suma frente a Portugal.

Carlos Queiroz

DT. Irán

"Si no hubiera VAR tendríamos un puntito más”.

Fernando Hierro

DT. España

"Esto es un Mundial, Irán no nos ha sorprendido”.

Dani Carvajal

Defensor-España

"Nos han puesto las cosas muy difíciles”.

 La otra mirada

INCÓMODO. Diego Costa se revolvió ante una pregunta de un periodista iraní, que le cuestionó la provocación que acompaña su forma de jugar, y le pidió que se quitará la camiseta de su selección y que no le hiciera “preguntas tontas”.

CONTRAATAQUE. Tras el partido con Irán, Sergio Ramos respondió a Diego Maradona y dijo que era “un crack”, aunque está “a años luz del mejor futbolista argentino de la historia: Lionel Messi”. El “Pelusa” dijo que el defensa uruguayo Diego Godín era mucho más completo que Ramos y que el sevillano no era “un crack”.

PIQUÉ. El defensor se convirtió ayer en el decimotercer jugador de la historia de la selección española que alcanza los 100 partidos, con una fecha marcada para su adiós a la conclusión del Mundial, aunque Fernando Hierro, espera que dé marcha atrás.

VOLTEO. El iraní Milad Mohammadi quiso lanzar un saque lateral precedido de una voltereta en el minuto 93, pero falló en el intento y generó burlas en las redes sociales.

IMBATIBLE. La selección española lleva 29 encuentros consecutivos sin perder.


miércoles, 20 de junio de 2018

España ganó con sufrimiento a Irán

Un tanto de Diego Costa, de fortuna con la rodilla tras despeje del rival, fue el castigo con el que el destino respondió un planteamiento ultra defensivo de Irán que se le atragantó a España, que pone luz a su camino en el Mundial 2018 y se jugará el liderato de grupo ante una Marruecos ya eliminada.

Una selección para la que estar en un Mundial ya es un éxito, como Irán, tiene dos opciones antes de encarar el duelo ante una de las señaladas favoritas. Alejada de la valentía, optó por el camino más rácano, el de afear el fútbol. Buscó instalar la desesperación a una España que encaró un ejercicio de paciencia y sufrió de lo lindo.

La rápida circulación en una posesión insultante, de picos del 85%, el movimiento en los últimos metros y una precisión que faltó en la zona que daña planteamientos ultra defensivos era clave. España necesitaba un tanto que abriese un duelo incómodo. La inspiración de Isco, Iniesta o Silva en un último pase que tardó en llegar.

El examen a la paciencia no podía empujar a la desesperación ni a la duda. Las faltas para frenar su fútbol fueron continuas, la dureza para no acceder al otro lado del muro. Una defensa de seis que protegía la seguridad de su portería. Hierro esperaba ese partido, diez jugadores defendiendo por detrás del balón, y apostó por Lucas Vázquez buscando abrir el campo.

Reaparecía Carvajal en una defensa que a buen seguro con Lopetegui habría sido de tres desde el inicio. España, lejos de estar cómoda con el sonido de vuvuzelas en la grada que le trasladaba al éxito de Sudáfrica, torcía el gesto con el paso de los minutos. Incómoda para asociarse en corto en la zona de peligro, sin espacios, y errática en el desplazamiento en largo cuando buscaba el balón en largo.

Son encuentros en los que su 9 sufre. Le faltaban centros desde los costados para rematar y eso que el regreso de Carvajal aumentaba la profundidad en la derecha. Pero la continuidad que deseaba España, que hasta los 25 minutos no disparaba a puerta con una falta centrada de Silva, era frenada con pérdidas de tiempo y lesiones fingidas.

El sueño del gol para Irán lo distanciaba un puñado de metros. El balón parado era su esperanza. Y ahí emergió la cabeza del centenario Piqué. La falta de fluidez de España se despejaba en alguna aparición de Isco, con Silva teniendo en sus botas las pocas acciones de disparo. Una tijera arriba, otro disparo al muro.

La necesidad obligaba a más a España y arrancó el segundo acto volcada. Piqué primero, un disparo de Busquets para la palomita de Beiranvand y otra para Isco cambiaban el escenario antes de que su corazón quedase congelado. Solo a balón parado podía hacer daño Irán. De un rechace nació el disparo seco de Ansarifard que más de la mitad del estadio cantó como gol.

Era el inicio del castigo. En la siguiente acción Iniesta rompía por el centro, encontraba a Costa y su movimiento provocaba el despeje del balón a su rodilla para que entrase a la red pegada al palo. Lo que en el pasado se le negó, en Rusia le llega hasta de rebote.

Fue cuando Irán sí quiso. Como si fuese otro equipo comenzó a jugar y a llegar. Le metió velocidad y provocó un extraño nerviosismo en el rival. Su castigo fue mayor tras saborear el gol soñado. Ezatolahi superaba por bajo a De Gea, que aún no ha hecho una parada en el Mundial, y el colegiado lo anulaba por mano.

Visto el panorama el triunfo era un bien preciado para España, que tras perdonar el segundo en acción de estrategia con remate de Ramos y Piqué en boca de gol, veía como un remate a placer de Taremi no encontraba puerta en la recta final. Koke daría más fuerza en la medular y el final deja máxima igualdad con Portugal. Todo está en juego en una última jornada en la que los de Hierro se miden a Marruecos, la única ya sin opciones.

España tendrá en frente un muro iraní


EL DATO

España jugó 683 partidos, entre amistosos y torneos oficiales, pero ninguno contra la selección iraní.

14:00 es la hora en Bolivia del inicio del partido entre Irán y España.

España busca el primer triunfo con Fernando Hierro como seleccionador, tras las buenas sensaciones futbolísticas del estreno en el Mundial 2018 contra Portugal, ante una Irán que lidera el grupo y cree en el milagro desde un muro que tendrá que derrumbar la Roja, necesitada de goles.

Superado aparentemente el terremoto que acompañó las últimas horas previas al debut en la gran cita de Rusia, la selección española se agarra a su estilo intocable para imponerse a la adversidad y demostrar las razones por las que es señalada como una de las favoritas al preciado título. Sólo Cristiano Ronaldo fue capaz de frenar una reacción repleta de personalidad.

La destitución de Julen Lopetegui apenas 48 horas antes del arranque, la crisis abierta en Krasnodar y la tensión trasladada a los futbolistas, un penalti en contra nada más arrancar el Mundial... eran condicionantes suficientes para afectar a la imagen de España. Pero nada frenó su fútbol. El premio a su remontada, a levantarse dos veces de la lona con personalidad, lo dejó escapar en los últimos compases. El empate obliga ahora a ganar y por cuanto más goles mejor.

En un Mundial marcado hasta ahora por la incapacidad de selecciones grandes de superar planteamientos de rivales con un teórico papel de menor, España encara en Kazán uno de esos partidos en los que el rival renunciará al balón, armará un planteamiento defensivo con líneas juntas y se verá obligada a buscar variantes. Al toque le debe acompañar la velocidad y la verticalidad.

En cambio, Irán encara el partido contra España con la tranquilidad y la confianza que le otorgan los tres afortunados puntos pescados en el último minuto en el San Petersburgo Arena frente a Marruecos, y con la idea de que el empate es un excelente resultado.

Para ello, planteará un partido igualmente defensivo pero con una variante táctica diferente: todo apunta a que Queiroz apostará por dos líneas de cinco muy juntas y un hombre peligroso aislado en ataque, el delantero del Rubin Kazan Sardar Azmoun.

Andrés Iniesta

Volante-España

"Los deportistas soñamos con lo máximo, y eso sería volver a ganar el Mundial”

España tratará esta tarde de frenar a Irán que lidera el grupo

España busca hoy (14:00 hora boliviana) el primer triunfo con Fernando Hierro como seleccionador, tras las buenas sensaciones futbolísticas del estreno en el Mundial contra Portugal, ante una Irán que lidera el grupo y cree en el milagro desde un muro que tendrá que derrumbar la Roja, necesitada de goles.

Superado aparentemente el terremoto que acompañó las últimas horas previas al debut en la gran cita de Rusia, la selección española se agarra a su estilo intocable para imponerse a la adversidad y demostrar las razones por las que es señalada como una de las favoritas al preciado título. Solo Cristiano Ronaldo fue capaz de frenar una reacción repleta de personalidad.

En un Mundial marcado hasta ahora por la incapacidad de selecciones grandes de superar planteamientos de rivales con un teórico papel de menor, España encara en Kazán uno de esos partidos en los que el rival renunciará al balón.

martes, 19 de junio de 2018

España entrena con la vuelta de Reina al plantel

España preparó a puerta cerrada los detalles tácticos del segundo partido en el Mundial 2018, ante Irán, en una sesión que el seleccionador Fernando Hierro trasladó al Krasnodar Stadium y en la que contó con los 23 convocados, con Pepe Reina de regreso al grupo.

Hierro no abrió ni los quince minutos habituales a la presencia de los medios de comunicación, para preparar en un nuevo escenario el partido en el que la Roja necesita ganar. /EFE